sábado, 8 de noviembre de 2008

•Ojos

Que esta luz te achine los ojos
como las luces altas de los autos
o esas que se prenden
cuando uno está dormido.
Que se te vuelvan
chiquititos
inservibles,
degenerados,
impunes,
impresionantemente ínfimos.
Que se vuelva pequeñez 
tu pupila derecha,
y que la izquierda 
explote dentro de tu párpado.
Pasaría horas enteras esperando 
que esa luz te duela,
si es como imagino.
Si te ves tan hermoso
cuando se hace de día
y corro la cortina.
Si tus ojos dormidos, 
remolonean en mis brazos.

3 comentarios:

yo mismo dijo...

si tus ojos dormidos,
remolonean en mis brazos.

hay luces perfectas, ¿verdad?

un beso.

Eclipse dijo...

uffff, ta, no me hables de ojos entrecerrados que se me escapa la frase aquella con la que me tacharon de pervertida.
jajajaja...
pero lejos de eso, lejos de eso... hay gente que se merece que le prendan una luz en la cara para que nos regale una de esa miradas..

kHaos dijo...

Por una mirada, lo que no se me ocurre.