sábado, 20 de agosto de 2011

• desvarío.

algo suena como un tango a veces.

algo suena como tantas cosas
que suenan a tango.
Los días que pasaron, fueron en tantas camas distintas, y en tantos bares. Los colores, entre amarillentos y rojos, y las ganas de dormir, el cuerpo que pedía una cama cuando el resto de los sentidos estaban en su máximo esplendor. nunca descansé menos en mi vida. Y no la había pasado tan bien en tanto tiempo.
Un chico me invito a bailar tango en un lugar que se llama pachamama. Bailamos y nos aplaudieron. Otro me dijo que yo podía hacer todo.
Cerré muchas veces los ojos y volé, y canté y baile, y cuando los abría, la gente estaba alrededor mío, como espectadora. Nunca sentí tanto vértigo en mi vida.
Hay algo de todo esto que no termino de entender, y me siento como una niña con juguete nuevo. Hay algo en la energía de estos lugares y de esta lluvia que me lava tenuemente los prejuicios y me llena de impunidades. Impunidades que nunca son mías, y siento como si fuesen el cordel del títere que a veces soy. Todo es calma y rock and roll.
efímero, voluble, etéreo, estéreo, mágico, roller coaster.

Y la lluvia con sol
lluvia con sol, se casa una vieja.

Llovió en Paraná también. Y estuve ahí. Fui partícipe de tantas lluvias y alegrías.

Días lejos de la casa, lejos del mundo, con lluvia, pero en paz. Hoy me puedo pasar escuchando este tema en un subte mientras bailo, y les aseguro que soy feliz.



2 comentarios:

Eclipse dijo...

la letra de esa canción escrita en una libreta.
saber que sos feliz, auqneu sea un rato, me basta,.

·Geo·ligne· dijo...

Y si tu eres feliz.. seremos feliz contigo.

:)