lunes, 21 de julio de 2008

.todo lo ancho del río

La lluvia hace crecer los ríos. Los desborda/devora en su mimo de agua fría.
La lluvia inventa trucos para pasar desapercibida o para ser recordada, creo que más bien para ser recordada, como esta tormenta con vientos huracanados que pone mis nervios de punta.
Por allá, quizás intentando dormirse, quizás buscando a tientas una luz para retrasar su ida a la cama, está mi amiga. Mi amiga que tiene esa costumbre de rulitos y rulosos, ese acento peculiar, esa manía del despiste tan tierna y tan osada.
Por aquí me agarroto y tengo frío. Pienso en mi amiga y su noche, pienso en lahoracuarentaycinco del otro día, que sellamos con pactos de risa, promesas de futuros viajes y anécdotas familiares.
La lluvia acaricia todo lo ancho del río, esa meta que nos trae cócteles de paz y ansiedad, de alegría y misterio.
Hoy llueve en Paraná y en Montevideo. Yo soy corresponsal de ambas ciudades y cada vez me siento más de aquel lado del río, acariciando con la lluvia cada margen de nuestra frontera de agua.

4 comentarios:

damian dijo...

desde el camarote clandestino del capitán chinaski en "La Pena Negra" te saludo y te doy las gracias por este hermoso lugar

Pyscho Poet. dijo...

Yo amo la lluvia.
Y como escribís, mucho más.

Besitos muchos para vos.

yo mismo dijo...

precioso cuento de amistad y lluvia. de lugares y dos... de mujeres y paz. a veces creo que no he podido dar con dos mejores escritoras en todo este inmenso jardín de letras y letristas... un beso.

Jor dijo...

Cuando hablamos la otra vez y me lo leiste por telefono, tuve esa sensacion hermosa que me sigue por estos dias.
Siento que conocerte va a ser algo tan hermoso, espero que las horascuarentaycinco no pasen más.

TE AMO preciosa.