jueves, 11 de septiembre de 2008

.hombrecito de agua

Tiene pantalones de lluvia, un gorrito de papel de diario, un sobretodo de aguacero.
Rema cada dos o tres minutos con un escarbadientes, silbando una de los Parra, mascando alguna cosa.
Tiene las rodillas húmedas, el corazón latiendo secretos, las uñas vencidas.
Guarda los veranos en la maleta roja, las primaveras en el bolsillo del saco, las golondrinas en el sombrero.
Apenas habla, y cuando habla, se le notan las palabras enfermas, los sonidos doloridos por el viento.
Apenas calla, y cuando calla, camina despacito los silencios, enmudece el tin tin tin de los aplausos que el agua da gratuitamente, pero que él cree fruto de su mérito.
Tiene arenas blancas y desiertos en un sueño.

2 comentarios:

yo mismo dijo...

gracias! gracias por este hombrecillo hecho de agua, por estas palabras que me llevaron al otoño norteño por algunos momentos... alguien debería seguir escribiéndole a la lluvia aquí cuando a vosotros, al sur, os sobren horas de sol y calor... es un muy buen regalo de cumpleaños :) aquí que ya estamos a trece.

un beso.

Jor dijo...

En el litoral argentino azotan el sol y la sequía.
Hace más de dos meses que no llueve.

Y este rinconcito sigue vivo gracias a vos amiga.
Me gustaria tanto poder alimentarlo. Vivir en Londres o alguna ciudad que viva de la lluvia.

Falta un mes para nuestro encuentro. Y empiezo a contar los días. Va a ser todo tan lindo...


TE AMO hermosa.