domingo, 28 de diciembre de 2008

ºvaho

llueve al otro lado del cristal... un poco tarde, ya no hacía falta. llueve este domingo de soledades compartidas, de pantallas de ordenador y sueños empañados por el vaho de mi boca. no cabe duda, habría sido mejor la tuya. llueve tarde, hoy.

y yo también recuerdo, recuerdo canciones de un concierto cercano, palabras que habla de luz, de cielos azules, de heridas abiertas. hoy llueve tarde, pero llueve al fin. y limpia este mundo que aún no es distinto. en la televisión casi trescientas personas han muerto al otro lado del mediterráneo. la historia se repite y ellos no se dan cuenta, o acaso sí.

caen gotas de nubes que lloran amargas... también caen misiles, sin flores, sin causa.

5 comentarios:

yo mismo dijo...

hoy hierve mi sangre... apenas ha llovido afuera y lo ha hecho tarde. las noticias en la televisión no son nada esperanzadoras, ¿no hay otra manera de resolver los conflictos? ¿sólo sabemos matar? a veces me da miedo ser hombre, como ellos.

Eclipse dijo...

Para la lluvia nunca es tarde, como quizás lo es para darnos cuenta de nuestros actos.
Aunque ya sabemos que la vida no es una cinta que se puede poner hacia atrás cuando queramos, seguimos sin mirar por dónde vamos, cometiendo los mismos errores sin lugar para la reflexión.
Y luego: es tarde.
Acompaño en el dolor, desde mis dolores y los de mis cercanías. Acompaño. Siempre.

Gégé dijo...

Creo que los hombres nunca aprenderán que con misiles no se solucionan las diferencias. Tampoco entienden que a veces las diferencias son las que nos unen.
Muchas veces entiendo poco , sólo siento dolor de ver sufrir tanta gente inocente. Ganas de poner claveles en los fusiles. Sueno utópica, lo sé, pero es inevitable luchar contra la injusticia, contra la adversidad.

Ya quisiera yo, amigo, ya quisiera.

Un abrazo fuerte desde este lado del océano.

lado A dijo...

yo mismo: amé este post, realmente.

maria jose dijo...

Sólo leí la primera frase y ya sabía que eras tú.

Es horrible lo que pasa y que los mandamases del mundo lo permitan es más horrible todavía.Que te duela a ti,y a gente como tú, me da esperanza de que las cosas cambien más pronto que tarde.

Un beso para los dos.

Espero que el año que empieza en unas pocas horas traiga muchas alegrías para todos los amigos y amigas,para toda la gente que queremos.