lunes, 16 de febrero de 2009

.baile

The same old scenario, the same old rain
And there's no explosions here


La música sonando a diferentes volúmenes según el ánimo del impúber de turno o de la canción que pasaran. Alguno que otro había llevado un par de CD's y no se iba a ir hasta no escuchar, al menos, su canción favorita. Eran épocas en las que se bailaba lo imbailable, se escuchaba música pegajosa y movediza y se aprovechaban los ratos a oscuras con lentas.
Un muchacho de cara alargada y lampiña, bostezaba repertorios que a nadie interesaban. Ella acercó un banquito, mientras tarareaba lo que pasaban en el reproductor, un tema de moda del CD que todos acaso tenían, esas canciones desafinadas y desgarradoras, corazones partidos que encontraban, secretamente, compasión en cualquier adolescente.
Ella tan linda, pensaba, tan pantalones verdes recién estrenados, con sugerentes cortes unidos por cuero, tan pelo largo cuidado, tan frágil y tan dura, tan fea, pensaba, pero tan linda vestida de ocasión para el cumpleaños. Él cantaba sin gracia alguna, todo con la misma entonación y casi sin respirar, las canciones que por la época horrorizaban a los adultos, provenían de barrios bajos y eran altamente bailables en los lugares a los que ellos aún no podían acceder. Y esa era la gracia de su miniespectáculo.
Poco a poco se sumaban más sillas con la novedad, las risas sin sentido que generaba esa práctica molesta, pero que eran inevitables. Acaso se sumaba una guitarra, rasgada sin acordes que sostuvieran un sonido, solo para completar lo absurdo de la escena, las ganas de divertirse a costa de cualquier cosa mientras la tarde-noche iba entrando en calor.
Y ella tan pantalón de jean verdeoliva recién estrenado, tan remerita oliendo a suavizante, tan pelo largo de trigo y sonrisa metálica se alejaba riendo bajito, procurando descubrir algún otro talento antes de que llegara el turno de apagar las luces y se viera obligada a la soledad de un rincón.

8 comentarios:

green. dijo...

me parece verte, si es uqe eras vos. me hizo acordar a un al-otro-día de un cumpleaños tuyo, que tu amiga ivana estaba muy enganchada con javier y nos pedía escuchar la lenta que habían bailado la tardecita-noche anterior una y mil veces. no me olvido más. en lo de los abuelos. con el grabador negro que llevaba un cd solo y era pura novedad.
genial canción de led zeppelin, la escuchaste alguna vez?
'un tipo al piano y la lluvia sobre la claraboya, en fin, literatura.'
te quiero.

Eclipse dijo...

jajajajajaja!!! me acuerdo, sí!!! qué tiempos raros... creo que en parte, salvando las diferencias, mi vida no ha cambiado mucho desde entonces, sigo teniendo el mismo rol de amiga.
curiosamente, ella no es tan yo, pero el tipo es justamente javier, o parte de él, o algo que hacía cuando éramos chicos y que raramente nos hacía reir. la escena sí, se parece a todas esas fiestas a las que una iba esperando ciertos rituales que hoy parecen tan locos.

green. dijo...

javier era el nene grande que yo miraba cuando estaba en primero de escuela. me acuerdo clarito. y ya sé que era tu amor escolar creo, o no tan escolar, no sé

Eclipse dijo...

sinceramente no lo recuerdo, che... la verdás que no

Jor dijo...

Yo tambien conozco de esos bailecitos. Pidiendo temas y tarareandolos al dia siguiente si es que llegaba a tener la dicha de que alguien me saque a bailar.
Sino me conformaba, tontamente, con ver al muchachito de turno(es que han pasado tantos, ya) y escuchar EL tema que me haga pensar en el.

Amiga... Te adoro, y la lluvia te sienta tan bien..

yo mismo dijo...

si que te sienta bien... ¿sabes? conozco más de una historia de amor de años y años fraguada en alguno de esos bailes. en españa los llamaban guateques. los padres de ella, por ejemplo, comenzaron así una historia que ya dura décadas.

un beso.

yo mismo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
yo mismo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.