miércoles, 15 de octubre de 2008

.'comunión plenaria'

Hay cosas que se van, que faltan, que delatan los huecos insaciables. Hay cosas que se han borrado. Demasiadas ausencias.
El viaje al olvido es infinito, es lento, agónico e infinito. Cada día es una posteridad del olvido, una huella en los calambres del tiempo.
Definitivamente, cuando uno está mal, hablar con alguien que está peor no es la solución. No nos calma el ego, no nos da esperanzas. Entrar en estado catatónico o vegetativo tampoco, pero ayuda a palidecer, a no existir por un rato.
Me salvan las mañanas de café con Girondo a cuestas.
"Basta que alguien me piense
para ser un recuerdo"

4 comentarios:

yo mismo dijo...

el olvido... me parece demasiado triste. traído por la lluvia tiene mucho más sentido, quizá porque cada una de esas gotas infinitas que bajan del cielo no guardan recuerdos de su viaje, quizá porque para nosotros son apenas nada, las vemos, desaparecen, las olvidamos y es como si nunca hubieran existido porque se confunden entre la multitud de otras tantas gotas que están y no están a la vez.

quizá así tiene más sentido... quizá la vuelta es más dura que la partida. quizá ahora tenga más sentido volver. a mí me pasó y volví, fui y me quedé.

puede que me largara por donde no era... qué más da. aquí sólo llovió una vez... un beso.

Eclipse dijo...

La vuelta me sentó fatal, pero me he traido a Girondo y me salva leerle. Me evado de las nuevas responsabilidades que me esperaron al regreso, las obligaciones que no pedí.
La lluvia me sonríe un poco, me recuerda este lugar y estos amigos entrañables.

Eclipse dijo...

La vuelta me sentó fatal, pero me he traido a Girondo y me salva leerle. Me evado de las nuevas responsabilidades que me esperaron al regreso, las obligaciones que no pedí.
La lluvia me sonríe un poco, me recuerda este lugar y estos amigos entrañables.

maria jose dijo...

Ya veo que te sentó mal volver,pero eso se arregla planificando otro encuentro.Mientras lo sueñas y lo preparas también disfrutas y entretienes la espera.

Un saludo.