viernes, 31 de octubre de 2008

ºpalabras

cristales que se rompen mientras fuera todo es gris y negro. piedras que soportan el tintinear del agua mientras tus ojos enrojecen por no sé muy bien que historia perdida. mesas que no soportan papeles que llevan la tinta de un poema marchito. paredes que acaban quitándote el espacio donde habitas, que se ciernen sobre ti, sobre vosotros. sonidos que vienen de no sé muy bien dónde y revientan los tímpanos a quienes no quieren oír. aleteos de vida donde todo termina, donde el tiempo suspira y tú no eres más que un otro cualquiera.

suspicacias que hacen levantar las cejas de paseantes sin pies ni mundo por recorrer. agua, luz... tierra. palabras deshilvanadas que no dicen nada. pero que dicen tanto al mismo tiempo. ¿no lo ves? eres tú. ¿no lo ves? eres tú.

cristales que se rompen mientras fuera todo es gris y negro. mesas que no soportan papeles que llevan la tinta de un poema marchito. agua, luz... tierra. palabras deshilvanadas.  

3 comentarios:

maria jose dijo...

Se rompió el cristal y llovía fuera...De cualquier cosa sacas una entrada.Yo creo que eso tiene mucho mérito.
Espero que lo de los ojos enrojecidos no sea autobiográfico.

Muchos besos para los dos.

Eclipse dijo...

palabras bien hilvanadas, diría yo, por gotas que traen lo preciso, lo justo para retratar cristales que se rompen en días de lluvia.

Jor dijo...

Si sirve para que escribas asi, que siga lloviendo en Madrid.

Precioso, amigo, precioso.